Están todos menos tú

El contenido es el rey. Las redes sociales son una oportunidad de negocio. Todo es marketing. He abierto un blog. Te vendo un curso. Con tres post haces una guía. Si me sigues te sigo. Me Gusta. No se quien eres pero, pasa. ¿Cómo vas de followers?

“Trotamundos fantasmas, especialistas en nada, inventores del TBO, genios del diseño, escritores que no escriben, directores que no ruedan, mercachifles del vacío total…”

J. Sabina

 

La crisis ha provocado un éxodo de trabajadores que han visto en las redes sociales la tierra prometida. Internet es el nuevo continente, un lugar formado por gentes de todos los lugares, creencias y estatus. Es la tierra de las oportunidades.

Y hasta cierto punto es cierto, no están equivocados. En un post reciente, en este blog titulado ¿Es necesario ser creativo? ”, recogía una charla de Juan Martinez Barea en TEDx Sevilla, donde hablaba sobre “El motor que mueve el mundo”.

Y explicaba la situación, a nivel mundial, con la creación de esta nueva “plataforma global” llamada Internet. La revolución económica de los países emergentes y la fractura de la población y las empresas en dos grandes grupos: preparados y no preparados.

Como cada mañana repaso las RSS, leo noticias, post, comentarios, reviso perfiles… y no puedo por más que revelarme por la gran cantidad de ruido. Se que este post no va a ser de los más retuiteados ni voy a conseguir un ranking como cuando publico una guía de WordPress.

Pero tengo la necesidad de hablar contigo, de contarte que pienso y por qué creo que las cosas no van bien. Como tú, tengo poco tiempo y necesito para mi crecimiento tanto personal como profesional, encontrar materiales útiles, contenidos de valor.

Cada día hay más ruido, las redes se inundan de noticias de tercera y de cuarta mano, cuando no de cotilleos y de esa marea rosa que invade la red.

Empecé diciendo: el contenido es el rey. Y se ha convertido en una maldición que nos está “ahogando” en un volumen de información cada día mayor. Pero es contenido sin valor. No nos aporta nada, no provoca, no hace que cambiemos o que mejoremos.

Piensa en el precio que pagamos cada vez que perdemos el tiempo en un artículo basura. Hemos perdido la oportunidad de usar ese tiempo en leer aquello que realmente nos sirve.

Sin embargo, nosotros mismos, perpetuamos esta situación cada vez que retuiteamos, republicamos, lanzamos a nuestros círculos esa misma noticia. Hay quien habla ya, de un trastorno obsesivo, por generar artículos, vídeos, cursos, guías, etc.

Y estarás pensando que te está aportando este post, en primer lugar que no todos pensamos igual en las redes sociales, que somos críticos con la deriva y con aquellos que la promueven.

Que cada vez somos más conscientes de la oportunidad de hacer algo de valor con las nuevas herramientas. Que no necesito venderte nada, por que mi activo está en la relación.

Como muy bien dice Isra García en su artículo 13 maneras de añadir comprensión humana a la web social: “…no entiendo por qué nadie conecta y humaniza, en lugar de enviarnos el mismo mensaje 100 veces.”

Si estas leyendo esto es que tienes interés en hacer de las redes un lugar de valor; empieza hoy mismo, seguro que tienes cosas que aportar, todos tenemos un potencial que no desarrollaremos si seguimos publicando lo que dicen otros.

Crea tu propio espacio, aporta eso que llevas dentro y que nadie como tu sabe contarlo ¿Que es poco? ¿Cuantas pepitas de oro crees que puedes encontrar en una montaña de arena?

Espero encontrarte mañana en un post, en un comentario, en un tuit, aportando aquello que otros necesitan para crecer; creando relación, estableciendo eso que es insustituible por una máquina: humanidad.

 

 


No te pierdas las próximas publicaciones

Suscribirme al blogHaz clic ahora y suscríbete al blog


 

 

2016-12-14T12:09:25+00:00

About the Author:

Antonio Painn es Diseñador, Creativo y especializado en Comunicación Digital. Master en Dirección de Redes Sociales en la Empresa por la Universidad de Alicante.