Cómo atraer clientes a tu web utilizando el lenguaje no verbal

El contenido es el rey, es cierto, pero seguro que se te hace difícil ubicar al rey en una choza, o paseando por un barrio marginal de callejones grises, con poca luz… ¿Realmente es tan importante el marco, donde alojes tus contenidos, para que de él dependa retener a tu cliente? ¿Cómo influye el lenguaje no verbal de tu web?

El entorno nos seduce, nos prepara, nos crea expectativas. Antes incluso de que tu cliente lea una sola línea, tu web o blog ya ha hablado. Pero ¿tiene tanta importancia como para depender de ello las conversiones? Vamos a verlo.

 

El experimento

Uno de los temas más interesantes sobre las conversiones es la importancia del “lenguaje no verbal” a la hora de retener y convertir clientes en tu web o blog.

En este estudio dedicado al diseño web, realizado para determinar el tiempo que emplea un usuario en hacerse una opinión de una página web, considerando su atractivo visual, arrojo un dato, para mi como diseñador escalofriante: sólo hacen falta 50 milisegundos para que el usuario tenga una primera valoración de tu sitio web.

 

Los síntomas

Vamos a suponer que tu contenido tiene valor y no es el problema. Sin embargo tu web o blog presenta determinados síntomas:

1 Una tasa de rebote alta
2 El tiempo medio de la visita es breve
3 Porcentaje de conversiones bajo

Si tu web presenta estos síntomas, antes de nada me centraría en revisar el impacto visual que produce y con ello su diseño y cómo se adapta éste a tus clientes o lectores.

 

Las bases del comportamiento humano

Te estarás preguntado si este post no iba de marketing, es cierto, pero precisamente las bases del marketing son comprender el comportamiento y los hábitos humanos.

Para comprender como funcionan los negocios hace falta que conozcas a fondo la manera en que las personas piensan y se comportan, toman decisiones y se comunican con los demás.

Pongamos un ejemplo que puedes aplicar a tu web o blog. A las personas no nos gusta estar en deuda, y esto las empresas lo saben, de manera que te obsequian con productos gratuitos sabiendo que inconscientemente han creado una deuda contigo.

Cuando tu necesites comprar alguno producto que ellos ofrecen acudirás a ellos, en primer lugar, con el propósito de devolver la atención que han tenido contigo.

De ésta forma si tu regalas infoproductos en tu web o blog como eBook, webinar, artículos de calidad, etc. Estarás creando una deuda con tu lector, que agradecido, estará dispuesto a suscribirse a tu newsletter o a comprarte el próximo eBook que publiques.

 

Allí donde el ojo vá

Seguramente ya habrás oído hablar de “eye tracking” y como empresas como Google lo está llevando a la practica en sus páginas.

eye tracking en f

Los resultados de los estudios realizados, muestran hacia donde se centra nuestra visión cuando recorremos una página web. De ésta manera permiten extraer un patrón de comportamiento. Como ves en la imagen los puntos en rojo son zonas de máxima atención, y sus estelas describen un recorrido.

Uno de los patrones que se han extraído de estos experimentos es que tendemos ha realizar un recorrido en F. Comenzando en la parte superior izquierda, desplazándonos hace la derecha, luego hacia abajo y de nuevo hacia la derecha. 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu web? Pues colocando los titulares, contenidos y botones de “call to action” en las zonas calientes del recorrido.

No solo los estudios de Eye Tracking hablan de parones de recorrido, también de zonas preferentes de atención dentro de una web. Por orden de atención quedarían así:

1 El logo
2 El menú principal
3 Buscador
4 Botones a Redes Sociales
5 Imagen de cabecera
6 El contenido escrito
7 Footer o pie de página

De modo que disponer de esta información, ordenada por áreas de interés, te permite centrar tus esfuerzos en aquellas zonas más atractivas y trabajar en ellas.

 

La confianza una cuestión de imagen

Si tu web habla de marca personal, en la que ofertas tus servicios, tienes una oportunidad importante de impactar colocando una imagen tuya en la cabecera de la web.

Pero ten en cuenta algunos elementos que potencian la confianza, como por ejemplo las manos. Las manos son el mejor indicador de la confianza. Los estudios realizados han demostrado que mostrar las manos supone un elemento de confianza en la fotografía.

También la sonrisa y digo sonrisa y no carcajada, pues aunque te pueda parecer contradictorio, esta última crea sentimientos de rechazo. La mirada directa, sin buscar ocultarte, también crea un lazo con el cliente.

 

El lenguaje del color

En el post dedicado a crear botones de “call to action” te hablé del color, pero vamos a añadir un estudio publicado en Buffer, que puedes leer aquí

El-lenguaje-del-color

La importancia del color está en el mensaje subconsciente que envía. Más allá de lo agradable o estético de un determinado tono, los estudios realizados hablan de propiedades atribuidas a estos y como los usuarios los relacionan con la misión o el trabajo de tu marca.

Amarillo: Alegría, optimismo
Naranja: Energía, diversión
Rojo: Intensidad, pasión, sexualidad
Púrpura: Espiritualidad, realeza
Azul: Estabilidad, tranquilidad
Verde: Esperanza, curación
Negro: Poder, misterio
Blanco: Pureza, limpieza
Gris: Neutral

 

A modo de conclusión

La primera impresión es la que vale, no es solo un dicho popular, ya ves que hay estudios y experimentos que demuestran cuan proclives estamos a considerar una web de confianza y en que poco tiempo (50 milisegundos) nos hemos creado esa percepción.

No dejes de trabajar el contenido de tu blog, pues ya sabemos que es el principal activo de tu site, pero presta mucha atención al lenguaje no verbal de tu página. De él depende que la experiencia de usuario sea satisfactoria y quiera volver a visitarte.

 


No te pierdas las próximas publicaciones

Suscribirme al blogHaz clic ahora y suscríbete al blog


 

 

2016-12-14T12:09:20+00:00

About the Author:

Antonio Painn es Social Media Manager. Especializado en el diseño de Estrategias de Comunicación Digital. Master en Dirección de Redes Sociales en la Empresa por la Universidad de Alicante.
  • Dos abordajes diferentes para un mismo tema: el lenguaje no verbal. Mi post “el lenguaje No verbal de tu blog” habla de la misma realidad que brillantemente señalas pero desde el punto de vista del respeto al usuario y su experiencia de navegación.
    Quizás debemos unir nuestros artículos y escribir un ensayo 😉
    He disfrutado con tu post. gracias!