Relaciones Sociales para un Community Manager

Relacionarse es más que una habilidad, es un arte. Sin embargo pocas veces nos enseñan a trabajar estas habilidades, que se pueden aprender.

Siempre nos estamos comunicando, creamoslo o no, lo hacemos por escrito (post, email, chat, tweets), con imágenes (Facebook, Pinterest, blog, perfilles), por iconos o símbolos (hashtags #, @, conectado), tanto lo que decimos como lo que NO decimos es información.

 

Como Community Manager tienes que saber que tanto lo que hagas como lo que dejes de hacer es comunicación

 

¿Cómo comportarte en las Redes Sociales?

Si dibujamos un segmento y colocamos en cada extremo uno de los términos de una “reacción social”: Inhibido (timidez) —- Excesivo (agresivo) y preguntamos donde se encuentran aquellas personas más competentes en las relaciones sociales, suele contestarse que en el centro. Es un error.

Es un error porque si somos realmente competentes debemos poder elegir dependiendo de la situación. En nuestro repertorio puede haber comportamientos activos y pasivos, pensando siempre en nuestro objetivo. Si sólo nos colocamos en uno de los extremos, vamos a tener problemas tarde o temprano.

 

La sonrisa, la reina de la fiesta

Cuando escribes con una sonrisa se nota, se transmite agrado, bienestar, distensión, serenidad… Si por el contrario incorporas a tu respuesta acusaciones, exigencias, preguntas reproche, declaraciones del tipo “deberías”… todo esto está obstaculizando tu comunicación.

 

Barreras en la socialización del Community Manager

Ignorar los mensajes del usuario
Tienes que escuchar sus quejas y objeciones y sobre todo intentar ponerte en su lugar. Adivinar lo que quiere decir.

Hablar un lenguaje incomprensible
Ya sabes lo fácil que es que se nos escape algún anglicismo de esos que usamos a diario. No todos los clientes están familiarizados con tu jerga profesional y en muchas ocasiones la usamos por el miedo a parecer tontos o incultos.

Reacciones emocionales
Tienes que desvincularte del conflicto, en la mayoría de los casos no se trata de una queja dirigida a tu persona, sino a la marca o empresa. No puedes involucrarte emocionalmente.

 

Algunas ideas que te pueden ser útiles

1  Habituate a planificar la información / respuesta.
2  Cada usuario tiene su punto de vista.
3  Las palabras pertenecen a quien las dice.
4  Utiliza el lenguaje positivo, evita la contraqueja.

 

 


No te pierdas las próximas publicaciones

Suscribirme al blogHaz clic ahora y suscríbete al blog


 

 

2016-12-14T12:09:26+00:00

About the Author:

Antonio Painn es Consultor de Estrategias de Marketing y Comunicación Digital. Especializado en diseño y desarrollo de entornos 2.0. Master en Dirección de Redes Sociales en la Empresa por la Universidad de Alicante.