Empresas conectadas y nuevos medios comprados, ganados y pagados

¿Por qué les cuesta tanto a las empresas adaptarse a la nueva economía de Internet? Estar presente no basta. Internet avanza, cambia, muta. La velocidad que lleva implícita esta nueva revolución digital, hace de ella un lugar no apto para actitudes acomodaticias, ni letargos estructurales. Se terminó la cantinela del pregón agorero de que Internet es solo una moda.

Que se lo pregunten a las industrias de la música, el cine, el turismo, la prensa… que más ejemplos necesitan las empresas para darse cuenta de que “lo suyo”, en el mejor de los casos, se ha quedado atrás. Que en 5 años más, de continuar así, pueden desaparecer. Fagocitados por una competencia que emplea medios y recursos que hasta ahora no existían.

 

Modelos obsoletos y actitudes inmovilistas

Quedó atrás el año 2000 y su estallido de la “burbuja punto com” que algunos, todavía hoy, confunden lo que fue un ejercicio de especulación sin precedentes de los mercados financieros, con lo que significa una de las mayores revoluciones después de la revolución industrial: Internet. Quien no sepa separar especulación de progreso, no sabrá adaptarse a los nuevos tiempos.

Pero en realidad y pensando en las actitudes que llevan a las empresas a permanecer pasivas ante este cambio, entre las posibles destacaría una, que está relacionada con el inmovilismo. En lugar de tratar de anticiparse a los cambios, de prever tendencias y mantenerse alerta, han optado por dejar que la situación vaya poco a poco deteriorándose, empleando un mayor esfuerzo en mantener el modelo anterior en un contexto en el que ya no funciona. En el fondo se niegan a perder los ingresos que el antiguo modelo les proporcionaba.

También es cierto que cambiar no es fácil. Sobre todo en grandes empresas donde se necesitan cambios estructurales, que hacen compleja la adaptación al nuevo contexto. Pero complejo no es imposible, incluso la rapidez y la decisión de ponerse manos a la obra puede jugar, como ya hemos visto, una ventaja sustancial frente a la competencia.

Pero en realidad el problema se remonta al inicio del cambio, cuando no se tiene o no se cuenta con un modelo lo suficientemente rentable como para mantener la estructura actual. Es decir no se sabe como hacer evolucionar a la empresa.

 

Internet también cambia

Tras el entusiasmo inicial, el ajetreo normal de encontrarnos con los nuevos desafíos que han supuesto Internet y las redes sociales entramos en una etapa de ubicación, de encontrar cada medio, cada canal, cada recurso, su lugar. Su importancia dentro de este nuevo contexto digital. Ahora más que nunca empezamos a ver la importancia de contar con una Estrategia de Marketing Online, que nos permita optimizar y sacar provecho de esta nueva economía de Internet.

Los usuarios han cambiado la forma que tenían de consumir información, de comunicarse entre sí y de relacionarse con las marcas y empresas. Ya no funcionan las campañas masivas de publicidad. Las audiencias se han fragmentado. La percepción que tienen de las marcas y de las empresas crean y destruyen su reputación en cortos periodos de tiempo. Son los rasgos de lo que Zygmunt Bauman denominó “la Sociedad Liquida”.

 

Nuevos Medios Digitales

El modelo de canal o medio único que las empresas han utilizado siempre para llegar a sus usuarios, es decir los Medios Pagados, ya no son los únicos. Y en algunos casos ni siquiera los más importantes. ¿Su problema? Son los que menos confianza despiertan en el usuario.

Ahora, en este nuevo contexto de Internet y los Medios Sociales (Social Media) la estrategia consiste en buscar aquellos lugares donde se encuentra nuestra audiencia. Las empresas se esfuerzan por estar presentes en redes y foros donde poder conversar con los usuarios y establecer relaciones públicas Online. Es el “boca a boca” tradicional llevado al mundo digital. Son los Medios Ganados.

Comenzaba el post diciendo que tener presencia no basta. Tener una web corporativa no es participar de esta nueva economía de Internet. Los Medios Propios, es decir aquellos en los que la empresa comparte y comunica han tomado una importancia vital para generar tráfico a través de los contenidos creados por ella. Como por ejemplo en blogs, boletines por correo electrónico, aplicaciones móviles o de su presencia en páginas de Facebook, LinkedIn o cuentas oficiales de Twitter.

Pero si bien estos medios no son nuevos, si lo es su dimensión digital. De hecho los medios evolucionan y dan lugar al nacimiento de nuevos canales como son los Medios Concedidos y los Medios Arrendados. Estos dos nuevos Medios dependen de las plataformas usadas, de si son abiertas o cerradas, pero los dos comparten unos contenidos propios y una audiencia generada por ellos. En realidad estos nuevos Medios son una escisión de los Medios Propios debido a la evolución de las plataformas de Redes Sociales, donde los contenidos pueden desaparecer o ser utilizados por terceros.

Todo ello no hace más que confirmar la idea de que los nuevos Medios está encontrando cada uno su lugar dentro de este nuevo entorno digital. Lo que debe hacer reflexionar a las empresas sobre la necesidad de empezar hoy mismo a revisar su Estrategia de Marketing Online.

2016-12-14T12:09:08+00:00

About the Author:

Antonio Painn es Consultor de Estrategias de Marketing y Comunicación Digital. Especializado en diseño y desarrollo de entornos 2.0. Master en Dirección de Redes Sociales en la Empresa por la Universidad de Alicante.
  • Como bien dices los cambios no son fáciles de llevar a cabo, quien no conoce algo desconfía, y ese es el principal problema al que nos enfrentamos.