Guía básica para montar tu tienda Online

Dentro de nuestro país los hábitos de compra por Internet siguen aumentando y cada día son más las tiendas online o e-commerce que se abren. Si estas pensando en lanzarte a montar tu tienda de venta de productos o servicios por Internet, ten en cuenta estas consideraciones.

 

Trabaja en un diseño moderno y atractivo

La imagen de la empresa es, en el caso de tu tienda online, lo primero. ¿Dime que sensación tienes al asomarte al escaparate de una bonita tienda del centro de tu ciudad y el hacerlo en una bodeguilla de barrio?

Tal vez lo productos sean los mismo, incluso con la misma calidad, pero la presentación no es la misma. Este es uno de los elementos que menos debes descuidar: el diseño. De él depende el atractivo y algo aún más importante la “sensación de confianza”.

A diferencia con la tienda tradicional, en la tienda online no sabemos quien hay detrás, de su aspecto deducimos como de fiable es. Hay otros elementos, que van a apoyar al diseño, y que veremos más adelante, que te van a permitir transmitir confianza.

 

Haz fácil navegar por ella

Si ya has conseguido que el cliente atraviese la puerta de entrada, ahora toca hacer accesible las partes de tu tienda. Te asombraría saber el porcentaje tan alto que abandona una compra por la dificultad que supone realizar el proceso.

Por lo tanto haz mucho hincapié en la usabilidad, que resulte sencillo encontrar los artículos, su descripción, el número de ellos que tienes en stock. Añadir a la cesta de la compra y de ahí a pagar y finalizar el pedido.

El número uno en todo este proceso y del que puedes aprender mucho es Amazón. Hace algunos años fue pionero en implantar el sistema de compra por “un solo click”. Aumentando en más de 50% las compras finales de los usuarios.

Tal vez como primera experiencia en una tienda online creas que no realizas ventas por que el producto no es bueno, o los precios no es tan bien ajustados. Antes de ponerte a cambiar nada mira si tu tienda cumple estos dos aspectos básicos: confianza + usabilidad.

Algunos detalles importantes:

a) Una buena clasificación de los productos por categorías y secciones, no pasar nunca del 3er nivel.

b) Un menú bien visible y todo el tiempo accesible.

c) Tamaño de letra adecuado, buena visilibidad y legibilidad de los textos, destacando los puntos más importantes del texto.


d) Precios visibles desde el primer click, no esperes a llegar a la cesta para conocer el precio.


e) Dejar bien claro la política de envío y sus costes.


f) Ayuda o reclamaciones via email o teléfono. Dedicar un apartado a preguntas frecuentes e indicar la forma de ponerse en contacto contigo.


g) Compatible con dispositivos móbiles. El uso del móbil o tablet a aumentado en España un 80%. No puedes perder a este tipo de clientes. Asegúrate de que tu carrito de comprar es compatible con las distintas plataformas.


h) Imágenes grandes y con buena calidad donde poder apreciar las características del producto.

 

Las arañas también compran

A estas alturas ya sabes lo importante que es que aparezcas en los motores de búsqueda. No pienses que solo tus clientes visitan tu e-commerce, también las arañas de los motores de búsqueda rastrean cada uno de tus artículos.

Por lo tanto piensa bien en el uso del SEO. Coloca las palabras claves de tus artículos tanto en el nombre, como en la meta descripción y en el campo “alt” de las imágenes.

Tu tienda no la conocen los usuarios y la primera actividad que van a realizar para comprar un producto es acercarse a un buscador y teclear lo que quieren. Haz un análisis en Google Adwords para descubrir que buscan y cómo lo buscan.

 

Crea un catálogo impactante

En los establecimiento tradicionales, todos sabemos que lo más importante a la hora de que tomemos una decisión es la opinión del vendedor. El nos hace ver los pros y contras de un producto y remata su faena diciendo la típica frase: “…yo lo uso en mi casa”

Este recurso ya no lo tenemos en una tienda online, sin embargo seguimos necesitando que alguien nos guíe y nos de su consejo a la hora de decidirnos a comprar.

Como uno de los elementos de éxito de todo negocio es precisamente conocer como se comporta tu cliente y que necesidades tiene, necesitas suplir esta falta con elementos que proporcione todo lo que necesita para su compara. Veamoslo:

a) Una imagen atractiva y de calidad del producto. Ampliable, si puede ser que incorpore una galería de imágenes secundarias o una vista de 360º.

b) Una ficha tecnica del producto. Pero ojo! entendible para el usuario, sin que tenga que hacer un curso de ingeniería par comprenderla. Una practica muy habitual es la de tomar las especificaciones técnicas del fabricante y pegarlas en las especificaciones. Por regla general suelen estar llenas de nombres y siglas que solo una persona especialista puede comprender.

c) Añadir video. Hay productos que ganan mucho si se explica su uso mediante un video. además te sirve para abrir un canal en Youtube y ganar tráfico.

d) La opinión de los usuarios. Este es quizás el punto más importante y el responsable en última instancia de que el usuario compre. No lo dejes de lado y resaltalo en la ficha de producto.

e) El precio. No solo debe estar bien visible, además debes indicar si ha sido rebajado, si tiene un descuento, etc. No esperes a llegar a la cesta de la compra, anuncialo y promocionalo.

f) Nos gusta lo que se lleva y lo que otros compran. Añade un menú que indique que productos son los más destacados, los más vendidos y las últimas novedades.

 

El carrito más valorado: el de la compra

No permitas que el usuario tenga que estar cambiando de página para saber que lleva comprado o para anular uno de los artículos.

El carrito de la compra debe estar siempre visible, con todos los artículos que llevamos seleccionados. Además debe mostrar el precio final con el incremento (si lo tiene) de gastos de envío.

Si a partir de determinada cantidad los gastos de envío son gratis merece la pena que añadas un contador indicando cuanto le queda para alcanzar la oferta, esto ayuda a mejorar las ventas.

 

Solo compras si te registras

Esta practica implantada en casi todos los e-commerce suele ser la culpable de buena parte de los abandono a la hora de realizar el pedido. Lo recomendable es dejarlo para el final, después de colocar los datos de facturación y el pago con tarjeta.

Una vez concluido este proceso podemos ofrecer el registro a la tienda, garantizando la ley de privacidad de datos y ofreciendo descuentos y novedades en los productos a través de una newsletters.

 

El control sobre la información del usuario

El panel de control del usuario es otro de los temas pendientes en muchas tiendas online. Tienes que permitir un control de la ficha de cliente de modo que pueda cambiar sus datos personales y de facturación, conocer los artículos comprados, saber el estado de un envío o realizar una reclamación.

Todos estos elemento confieren credibilidad y transparencia a tu negocio, proporcionando confianza y seguridad en el cliente.

 

Llegó la hora de la verdad: el pago

Este es el punto donde más abandonos se producen y donde la estrategia online de toda tienda se ve comprometida. Recuerda que el objetivo último son las conversiones y si éstas no se consiguen habremos fracasado en nuestro modelo de negocio.

Los métodos más usados y que confieren mayor seguridad a los clientes a la hora de realizar el pago son:

Pasarela de pago (TPV) segura con encriptación de datos para pagos con tarjeta. Normalmente te lo proporciona un banco, contratando el servicio a terceros. Es el más usado y cada vez están consiguiendo una interfaz más intuitiva.

2 Pago por PayPal. El sistema hace de intermediario, entre el comprador y la tienda. Tiene un sistema de garantía para el comprador en la devolución de su dinero si el artículo no ha sido entregado. También permite, al comprador, no tener que estar escribiendo una y otra vez sus datos en los distintos comercios electrónicos en los que compre. De manera que se simplifica el proceso y confiere fiabilidad.

Aunque el pago contra reembolso ha sido el modelo tradicional en España de venta a distancia y estando aún hoy presente en muchos e-commerce, se está empezando a abandonar a medida que los sistemas de pago con tarjeta son más fiables. También el método contra reembolso supone unos coste añadidos para el usuario, que en ocasiones, hacen que la compra no sea tan rentable.

 

Socialbiliza tu tienda

No puedes estar al margen de las Redes Sociales. Necesitas crear relaciones y comunidad entre tus seguidores y clientes. Piensa que relaciones se dan en una tienda física, que tipo de personas están relacionadas con una marca o establecimiento: clientes, proveedores, trabajadores, amigos, colaboradores…

Todos ellos están también en las redes sociales, el lugar donde comienza la relación con tu tienda o marca. Este es el lugar donde vas a presentar tu cara más social y a poner en valor las soluciones que aporta tu producto a sus necesidades.

Pero no olvides que es tu web la que realiza las conversiones (ver artículo), de modo que orienta tu estrategia online en conducir desde las redes sociales el tráfico hasta tu e-commerce.

La relación que establezcas con tus usuarios te va a portar reputación online, branding y por último conseguir evangelizadores de tu marca. 

Sin lugar a dudas quedan muchos detalles por comentar y analizar, pero serán objeto de un ebook que elaboraré más adelante, si el tema te interesa.

 


No te pierdas las próximas publicaciones

Suscribirme al blogHaz clic ahora y suscríbete al blog


 

 

2016-12-14T12:09:21+00:00

About the Author:

Antonio Painn es Social Media Manager. Especializado en el diseño de Estrategias de Comunicación Digital. Master en Dirección de Redes Sociales en la Empresa por la Universidad de Alicante.