Antes de cambiar tu diseño web lee esto…

La mayoría de los problemas a los que se enfrentan las empresas no se solucionan cambiando el diseño web de la página de empresa. Tienen que ver más con una estrategia de marketing, de branding, de ventas, de servicio al cliente y a una competencia más inteligente.

He escuchado todo tipo de razones que justifican poner patas arriba la web de un proyecto, para convencerse que un nuevo diseño es lo que necesitan. Que tras un atractivo y seductor nuevo “look” los clientes van a correr como locos a hacer caja.

No te engañes pensando que no hace falta buen diseño web, sería imposible contar el número de empresas que necesitan uno de manera desesperada. A veces cuando me topo con uno de estos sitios pienso: …y el dueño del site no tendrá un buen amigo que le diga lo fea que es su página.

Pero no solo por feos los sitios web hay que cambiarlos, es que son ineficaces. No captan la atención de la gente, no conducen a ventas, son difíciles de navegar por ellos y simplemente no funcionan.

La única manera de conseguir todo esto es comenzar el diseño por algo que siempre se suele olvidar: la estrategia. Hay que elaborar una estrategia de marketing que se convierta en la hoja de ruta de toda nuestra actividad online.

En base a la estrategia hay que construir el diseño y no al contrario. De manera que tienes que partir de las ideas adecuadas y de las razones oportunas para crear tu estrategia.

¿Qué razones son las menos oportunas para hacer un rediseño web? Vamos a ver algunas de ellas.

 

Estar aburrido de su aspecto actual

Esta encabeza el ranking de las malas ideas. Pero no podemos negarlo, llega un momento, 6 meses, 1 año, en el que algo nos pica por dentro. Se nos enciende el piloto rojo y la web se nos presenta como un yogur caducado en la nevera. 

En ningún sitio he leído que las webs tengan fecha de caducidad, sin embargo ese parece ser, en la mayoría de los casos, el motivo de que nuestro negocio no funcione.

Antes de que te asalte esta idea piensa en esto…

A menos que te dediques a un producto tecnológico desechable, sometido a cambios drásticos y acompañado de campañas nuevas, no necesitas cambiar tu web una vez al año.

También ten en cuenta la respuesta de tu público ante el cambio radical de tu web. Tal vez piensen que el motivo se debe a cambios en los servicios o en los productos, o tal vez cambio de negocio. De todas formas te aseguro que no se van a volver locos por llenar el carrito de la compra.

Crear un  nuevo sitio web puede ayudar mucho al negocio. Pero tener un diseño feo o aburrido no es un problema de negocio. Y después piensa ¿qué pasará si después del dinero invertido, el rediseño no es eficaz? ¿Podría perjudicar aun más al negocio?

Merece la pena que profundices en las causas del porqué quieres cambiar el diseño web, por que si solo aparece la idea, repetitiva de cambiar de look, tal vez deberías pensarlo antes de cometer un error.

 

Para ser más competitiva

¿Cuántas veces revisamos las webs de la competencia? Y las vemos cambiar y lucir diseños vanguardistas, imágenes impactantes, línea de productos de diseño… No me digas que no te dan ganas de cambiar.

Sin embargo hay un error en todo esto, los empresarios creen que con un nuevo diseño web la empresa será más competitiva. La web es el servicio al cliente, no es el producto, ni la calidad de este; tampoco el servicio posventa. 

De modo que si tu cliente contrata tus servicio o compra tus productos no es por tener una web de lujo, sino por lo que representa tu empresa. Y si aquello que representa lo acompañas con un buen diseño, la confianza del cliente es mayor y sus motivos de compra se ven respaldados.

Antes de que te asalte esta idea piensa en esto…

Lo que realmente necesitas es ser “más competitivo” internamente, desarrollando tu marca, consiguiendo unos valores que puedan verse luego reflejados en un diseño eficaz.

 

Para obtener más tráfico

Si tu site no es está optimizado para que lo encuentren los buscadores, lo que necesitas es una buena estrategia SEO. Google no te va a dar preferencia para que aparezcas en los primeros lugares de las búsquedas por el hecho de tener una web nueva, o un diseño de fábula.

No hay forma de buscar “nuevos rediseños de sitios web”, no existe un ranking de empresas modelo por el simple hecho de tener un diseño nuevo. 

Sin embargo si puede ocurrir lo contrario, y de hecho así ocurre en muchos casos. Después de un rediseño nuestras posiciones en los buscadores desciende en picado. El nuevo diseño ha cambiado los valores SEO de las páginas anteriores y hemos perdido nuestra posición en los resultados.

Antes de que te asalte esta idea piensa en esto…

Si lo que te preocupan son las visitas a tu web, deberías de poner el foco en las conversiones. De nada sirve tener mucho tráfico si después no pasan por caja. De modo que lo realmente importante son las conversiones, ese sería el objetivo a cubrir (te recomiendo este artículo sobre cómo crear un embudo de conversión).

Trabaja más en crear landing page efectivas que puedan aumentar las conversiones de las visitas a tu página.

 

Para empezar desde cero

Es verdad que en ocasiones uno se siente desanimado y piensa que no basta con unos retoques aquí o allí, unos ajustes de SEO… Lo mejor es borrón y cuenta nueva. 

No es la primera vez que me encuentro con clientes que han llegado a esta conclusión. Quieren comenzar de nuevo, piensan que una nueva web traerá nuevos aires a la empresa, creen incluso que servirá para renovar la empresa. 

No estoy poniendo en este ejemplo la adquisición o compra de una empresa y que dentro de la estrategia de marketing, se opte por renovar y cambiar la web, como muestra de una nueva dirección o propietario. Este caso es distinto, aquí si estaría justificado.

Antes de que te asalte esta idea piensa en esto…

¿Has probado a dibujar un puente en un mapa? Eso no basta para que aparezca sobre el terreno. Si tu empresa necesita un cambio tienes que hacerlo en su interior. Cambiar el aspecto de tu web no te va a servir de nada.

Tienes que volver a la esencia de tu proyecto, a recrear sus valores, su marca, a construir desde el interior hacia el exterior. Y cuando termines exprésalo con un buen diseño web.

 

Para generar leads

Hay quien los busca como si fueran pepitas de oro. Se sacrifica todo lo sacrificable con tal de generar esos atractivos clientes potenciales.

Sin embargo a menudo se olvida como se generan los clientes potenciales. Como por ejemplo apostando por la calidad, la seriedad, la confianza, el servicio…

Los contenidos compartidos, pensar en las necesidades del cliente, aquello que realmente quiere. Generar clientes potenciales es algo bueno, otra cosa es pensar en el rediseño de tu web para conseguirlos.

Antes de que te asalte esta idea piensa en esto…

Este punto tiene mucha similitud con el punto anterior de “Para obtener más tráfico” Aquí la calidad es lo que cuenta, conseguir buenos clientes potenciales que se traduzcan en ventas, en vez de pensar en la cantidad.

 

Quiero algo completo y que no tenga que preocuparme más

Es común la opinión del cliente que encarga un diseño web, pensar que se va a mantener solo, que no necesita ajustes, que no hace falta actualizaciones, que aunque Internet represente la esencia del cambio y la renovación, a su página web no le hace falta nada de eso.

En Internet solo hay una cosa segura: el cambio. Todo cambia, a veces a una velocidad que sorprende hasta a los más vanguardistas. De modo que pensar que tu web no va a necesitar ajustes, es una cosa de locos.

En primer lugar, si tu plataforma web se basa en WordPress (software de código abierto) significa que cada 6 meses o menos puede haber una versión nueva de esta plataforma. 

La palabra plataforma significa que sobre ella se edifica todo lo demás. Como si se tratase de los cimientos de un edificio. De manera que es lógico pensar que si los cimientos se mueven, lo que está encima se moverá también, y si no lo hace dejará de funcionar. De manera las actualizaciones son constantes y a veces problemáticas. 

Pero Google también hace de las suyas y cada dos por tres está cambiando los algoritmos de búsqueda, de modo que se hace necesario nuevos ajustes SEO para seguir manteniendo nuestras posiciones en buscadores.

Y así podíamos seguir un largo rato enumerando cambios y necesidades de ajustes que van necesitando un sitio web.

Antes de que te asalte esta idea piensa en esto…

Un sitio web es algo dinámico, necesita pruebas, análisis, reescritura de textos, creación de nuevas páginas de aterrizaje, ajustes de diseño, SEO, branding, comunicación con Redes Sociales… 

Si realmente vás en serio con tu empresa mi recomendación es que busques un diseñador y desarrollador web con el que puedas trabajar de manera estrecha con él.

Necesitas a una persona de confianza que vaya adaptando tu site, actualizándolo, manteniéndote al dia de los cambios que se avecinan y que sepa plasmar la estrategia de marketing que hayas diseñado.

Una página web es lo más parecido a un ser vivo. Tiene cambios constantes, evoluciona, se desarrolla y en ocasiones muere.

Asegúrate de que estas identificando los verdaderos problemas de tu negocio antes de lanzarte a rediseñar tu nueva web de empresa. Y si estas seguro de que lo necesitas, no escatimes en encontrar a la persona de confianza con la que te sientas cómodo trabajando.

“La mayoría de las personas piensan que el diseño es una capa, una simple decoración. Para mí, nada es más importante en el futuro que el diseño. El diseño es el alma de todo lo creado por el hombre.”

Steve Jobs

 

suscripcion-blog-01-Antonio-Painn

2016-12-14T12:09:11+00:00

Si te ha gustado, Compartelo!

About the Author:

Antonio Painn es Consultor de Estrategias de Marketing y Comunicación Digital. Especializado en diseño y desarrollo de entornos 2.0. Master en Dirección de Redes Sociales en la Empresa por la Universidad de Alicante.